Ahora que las políticas sobre energías renovables ha cambiado, surgen muchos proyectos que fomentan el autoconsumo. La energia solar Andalucia se ve reforzada con la Estrategia Energética de Andalucía 2020. Lo que supone un nuevo marco de planificación del consumo energético. Es decir, se avanza hacia un modelo energético bajo en carbono, inteligente, de calidad y que apuesta por el autoconsumo. Además, esta nueva estrategia se alinea con las directrices europeas. Y se marcan objetivos muy ambiciosos, al intentar contribuir con el 45% de los objetivos marcados por el Plan Nacional de Energía y Clima. También se produjo un proceso participativo, en el que más de 150 entidades, empresas, consumidores y colegios profesionales.

Superando los Objetivos Europeos en Energia Solar Andalucia

El potencial de Andalucía en las energías renovables es asombroso, como indica la agencia andaluza de la energia granada. Se dispone de los recursos energéticos necesarios para que las energías renovables sean rentables. Y la mayor parte del territorio andaluz disfruta de 2800 horas de luz al año. También se cuenta con un tejido empresarial preparado y especializado, Granada Solar oficina Granada es un claro ejemplo de ello. Por tanto se espera alcanzar, y superar, los objetivos de energías renovables de la Estrategia Europea 2020.

Son 5 los objetivos que se han marcado en la Estrategia Energética de Andalucía 2020:

  1. Eficiencia: las soluciones energéticas integradas serán la base de un consumo inteligente de la energía. Es decir, se fomentará el uso de nuevas tecnologías y herramientas para disminuir el impacto ambiental de la producción energética.
  2. Motor económico: el principal objetivo del plan estratégico es situar al sector de las energías renovables y de la eficiencia energética como dos pilares fundamentales de una economía sostenible.
  3. Calidad del suministro: los habitantes verán cubiertas sus necesidades energéticas. Con un cambio de la infraestructura energética hacia modelos más eficientes y horizontales donde los usuarios tengan más poder de gestión.
  4. Bajo demanda: el sector energético adaptará la producción de energía a la demanda de la ciudadanía. Con el fomento del autoconsumo, la población será parte activa de la lucha contra el cambio climático. Además, se tomarán medidas contra la pobreza energética.
  5. Administraciones públicas: para optimizar el consumo energético de las administraciones públicas se mejorará la eficiencia de sus instalaciones. También se tomarán medidas de ahorro energético y se apuesta por energías limpias y renovables.

Futuro de las Placas Solares Fotovoltaicas

Por todo ello se espera cuadruplicar la producción de energía renovables y alcanzar al final de la próxima década los 26000 MW. Los recursos disponibles se estiman en 312500 MW. Con un 81% de energía solar fotovoltaica. Un 6,3% de energía solar térmica. Y un 8,2% de energía eólica. Es decir, que el potencial de ahorro obtenido al instalar placas solares fotovoltaicas, placas solares térmicas y aerogeneradores domésticos está aumentando.